¿Cómo crear un envase irresistible?

¿Qué consejos tener en cuenta para crear un envase irresistible? ¿Cuáles son los puntos clave para que el producto resulte atractivo para los clientes de tu empresa?

De entrada, algo que te puede ayudar mucho es fijarte en cómo lo hacen otras marcas. Es importante que el tipo de envase y el diseño gráfico se ajuste al tipo de producto y el carácter de nuestro público objetivo. Por ejemplo, amix destaca por el uso del color rojo y una tipografía muy llamativa, algo que casa perfectamente con el tipo de producto (suplementos de alimentación), como seguramente te habrás podido dar cuenta.

Si quieres que tu producto destaque, debes preguntarte a quién te diriges, qué quieres transmitir y qué es lo que quieres que sientan tus clientes cuando sostengan u observen el envase.

En esta línea, en este post nos gustaría resumir cinco factores que debemos considerar a la hora de diseñar un envase que venda.

Qué tener en cuenta para diseñar un envase que venda

Veamos qué aspectos fundamentales debes tener en cuenta.

1. Funcionalidad. No nos olvidemos que la función de los envases está en su funcionalidad. Es decir, tiene que ser práctico, compacto y agradable al tacto para que al comprador le inspire confianza. Un envase poco funcional, difícil de manejar o sostener, demasiado grande o demasiado pequeño, puede dar lugar a desconfianza.

2. Atractivo. Independientemente de que un producto sea bueno o malo, sin duda tienes que hacerlo atractivo. Si no, pasará por la tienda de los vendedores sin pena ni gloria. Eso implica que tienes que apostar seriamente por un diseño gráfico profesional. Ten en cuenta que tu producto estará en una estantería rodeado de otros productos similares de otras marcas.

3. Tipo de mercado. ¿Qué es lo que quiere el cliente que compra tu producto? ¿Qué es lo que quieres que transmita tu producto? ¿Calma, solución, placer, diversión, sensualidad…? Pues cualquier diseño gráfico que hagas, incluso el tamaño y forma del envase, debe hacerse acorde a esas sensaciones que quieres despertar en el consumidor potencial.

4. Neurociencia y neuromarketing. La ciencia ha avanzado mucho en los últimos años, hasta el punto de que las marcas invierten en estudios científicos para conocer cómo responden los clientes potenciales ante un determinado producto, pero también ante un tipo de envase. Ésta puede ser una propuesta interesante que debes considerar antes de diseñar y lanzar un envase de producto.

5. Innovación. Lo novedoso gusta y lo novedoso atrae. Si la forma o el tamaño de tu envase es convencional, podrá cumplir su función y dejas más espacio al diseño gráfico. Pero los envases innovadores también pueden suponer una forma de llamar la atención en un entorno dominado por los convencionalismos de marca.

¿Qué otros aspectos crees que es importante tener en cuenta a la hora de diseñar un envase irresistible para tus productos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *