Aprende a decorar tu casa, como de película

¿Te gustaría que tu casa se viera tan bonita como la de las películas? Para eso la clave está en elegir una buena decoración que combine perfectamente con el textil hogar creando así un estilo personal y que encaje con quienes viven en esa casa.

Escoger un estilo único para toda la vivienda es importante, ya que si cada habitación se decora de un modo distinto al final todo parecerá hecho a retazos y, lógicamente no quedará un conjunto armonioso.

Te proponemos el Shabby chic, un estilo muy de moda que, de una manera sencilla y reciclando muchas de las cosas que tienes, le dará a tu casa una imagen de película.

¿Qué es el Shabby chic?

Se trata de un estilo decorativo basado en piezas desgastadas y muy sofisticadas, con aire envejecido y con predominio de los tonos claros. Por ejemplo, si tus puertas blancas están algo estropeadas y necesitan una mano de pintura, olvídate de los lacados esta vez y apuesta por una pintura a la tiza que les de un aire envejecido y muy romántico.

También puedes darles un aire actual a tus muebles más antiguos con esta técnica de acabado envejecido y desgastado basado en la pintura a la tiza y verás que la casa gana en luz y lo que se veía antiguo y soso es ahora moderno, romántico y muy delicado.

Esta técnica es perfecta para quienes adoran el vintage pero no eran capaces de darle esa uniformidad a la casa, al tener muebles antiguos pero que no acababan de tener un nexo de unión entre ellos.

La ropa de hogar

Si apuestas por esta línea de decoración la ropa de hogar también tiene que ser acorde y el blanco va a ser el tono por el que más debas de inclinarte. No tienes que cambiarlo todo en casa. Tu sofá puede tener una nueva vida gracias a una funda en tono blanco o crudo que haga que encaje con el nuevo estilo de tu hogar.

Para la cama apuesta por una colcha bouti, aunque puedes cambiarla por un nórdico durante el invierno. Aunque el blanco debe de ser la base de la colcha puedes apostar por los estampados o los degradados, siempre en colores neutros. Una excepción son los estampados florales siempre que estén protagonizados por flores de pequeño tamaño y de un solo color sobre el fondo blanco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *