El Origen de la Navidad

La navidad es una de las celebraciones más esenciales en todo el mundo. Es un hito esencial para , el colofón de un año, duración de regalos, festejos, reuniones familiares y –para los cristianos practicantes- una emotiva fiesta religiosa.

Pero la Navidad es actualmente época de regalos, fiestas, disfraces de navidad, de celebraciones y reuniones familiares, lo cierto es que su origen responde en realidad a otros factores históricos que involucran al poderoso Imperio Papal, a ritos paganos y corto deben ver con el hecho histórico que memoran : el nacimiento del chico Jesús.

Todos sabemos que el 25 de diciembre se memora el nacimiento de Jesús de Nazaret, mas lo cierto es que se ignora el momento exacta de este hecho histórico. El distinción de determinados parte de los evangelios, tal como de otros documentos de aquella edad, han autorizado a los historiadores realizar diferentes hipótesis sobre la salida de Redentor. Algunos hablan de abril o mayo, al tiempo que otros concluyen que fue en Septiembre u Octubre.

El origen pagano de la Natividad

Pero en general asociamos el origen de la Navidad a los mitos cristianos y al cristianismo, puesto que representa el nacimiento del bebé Jesús; realmente, esto es un desacierto, al menos como tenemos ahora aceptada la Pascuas.

Únicamente, por esta dudad entre la Navidad pagana y la Natividad cristiana, hubo un caso en 1990, en el que el acoplamiento colegial de Solon (Ohio) decidió eliminar todas y cada una la representaciones de la Natividad en cualquiera ambiente colegial, pues era una práctica en contra del Estado civil de la ciudad, o sea, no respetaba la sepación en medio de Iglesia y Estado. Además, el concilio perdió el caso porque las familias se oposuieron a que sus hijos no pudieran celebrar la Navidad en el colegio, defendiendo que la práctica de la Pascuas era un acto secular y formaba una parte de todas y cada una de las culturas del mundo. Pese a que el concilio perdiese el caso, efectivamente consiguieron quitar las oraciones y la lectura de el sagrados textos, socias a la celebración de la Pascuas.

El origen de la Pascuas, no es para carencia bautizado. Como lees en el principio de este artículo, el origen de la Pascuas es hereje. La primera vez que podemos escuchar hablar de las Navidades celebradas el 25 de diciembre ( tal y como lo conocemos actualmente ) surgió por poco dos siglos después del nacimiento de cristo por lo que, inclusive después del nacimiento del chiquillo Jesús, las Navidades se seguían festejando en torno a el tipo de Saturno que los romanos implantaron.

Los romanos celebraban la Saturnalia balancín que no era más que un concurso que representaba el solsticio de invierno y honraban al altísimo Saturno. Durante esta fiesta, los romanos se alborotaban y por este motivo, los pocos cristianos que existían en aquella división, se oponían a estas celebraciones tan descontroladas. De esta forma se dice que la Pascuas surgió para sustitur la celebración de Saturno, majestad del Sol, que en inglés es “sun”, por lo que se tomó como el nacimiento del hijo de Dios, que en anglosajón es “son”.

Trajes de flamenca con estilo y personalidad

¿Qué niña se resiste a tener un traje de flamenca? No importa si es uno de verdad, con toda la personalidad de este tipo de prendas o si se trata de un disfraz para carnavales, pero pocas se resisten a querer verse con un vestido tan bonito, colorido y con tantos adornos. Sus volantes, sus escotes adornados y sus telas de colores seducen a cualquiera, pero a los ojos de una niña estos vestidos son todavía más atractivos porque despiertan toda su fantasía.

Si a esto se unen los bonitos pendientes, el mantón y los zapatos de tacón cuadrado, ¿qué más se puede pedir? Así que si tu hija quiere un vestido de flamenca ya sabes, ponte manos a la obra y empezad a buscar juntas telas para trajes de flamenca que os gusten.

Coser un traje de flamenca

Aunque el vestido de flamenca básico no tiene grandes complicaciones en lo que se refiere al corte, es cierto que tiene trabajo cuando se habla de los volantes y otros adornos, especialmente las mangas tan características. Si se trata de un vestido para carnavales es fácil arriesgarse porque no importa que no quede perfecto y si algo no nos sale bien se puede improvisar una alternativa divertida.

Pero si se trata de un verdadero vestido de flamenca, lo mejor es pedir ayuda profesional si no se tiene experiencia suficiente. Esta ayuda puede ser por parte de una profesora que nos guíe y nos ayude a hacerlo nosotros mismos. Es la mejor alternativa, ya que así, la siguiente vez que haya que coser algo por el estilo, ya sabremos cómo salvar los pequeños obstáculos.

Un trabajo profesional

Pero si se quiere un trabajo más profesional o directamente el coser no es una de las dotes que posees, entonces se debe de recurrir a una costurera o a un costurero con experiencia en trajes de flamenca. Esto siempre será mejor que comprar uno ya confeccionado pues el vestido siempre tendrá mucha más personalidad y será totalmente original.

Hay personas con mucha experiencia cosiendo este tipo de ropa que trabajan por precios económicos y los resultados son fabulosos. Tú puedes llevarles la tela que más te guste y explicarles lo que quieres para que sus manos hagan que la idea cobre vida. La ilusión con la que la niña vestirá su traje y lo bien que se sentirá con él compensará cualquier esfuerzo.