Abono social telefónico: qué es, cómo solicitarlo y en qué te beneficia

Si hasta ahora no se había oído hablar del abono social telefónico, hoy gracias a los datos a los que el comparador financiero y de créditos rápidos Wannacash.es ha tenido acceso, vas a poder conocer todo lo que necesitas saber sobre él.

Y es que, pese a ser una ayuda que lleva años vigente, es ahora cuando está dando que hablar, dado el notable descenso en el número de beneficiarios que hay. Pero antes de hablar de cifras, vamos a contar qué es el abono social telefónico, cómo puede solicitarse y qué ventajas aporta a los consumidores.

Qué es el abono social telefónico

El abono social telefónico es una tarifa especial de telecomunicaciones mediante la que los usuarios pueden acceder a un descuento considerable en sus facturas de telefonía fija.

Es preciso mencionar que este abono no es propiedad ni obligación de Telefónica (Movistar), sino que se trata de un componente del servicio universal de telecomunicaciones. Es, por tanto, el Gobierno quien lo regula.

Más concretamente, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo es el encargado de gestionarlo. Y lo ha dejado a cargo de Telefónica, puesto que el resto de compañías no acepta tal responsabilidad.

El abono social telefónico es, por tanto, una ayuda que se incluye dentro del servicio universal de telecomunicaciones, concebido como uno de los servicios básicos al que toda persona debiera tener acceso.

Con él, los beneficiarios obtendrían una reducción del 80% en la cuota de alta de la línea telefónica fija individual y del 95% en las cuotas mensuales.

Cuáles son los requisitos y cómo solicitarlo

Para acceder a él, deben cumplirse los siguientes requisitos:

  • Ser pensionista o jubilado.

  • Tener una renta anual familiar no superior a los 8.950€.

Puede solicitarse a través de diferentes vías:

  1. Por fax al número 901 50 37 00.

  2. Correo postal.

  3. Correo electrónico.

En cualquiera de las tres opciones se debe presentar los siguientes datos:

  • Nombre y apellidos.

  • DNI.

  • Número de teléfono para el que se quiere el abono.

  • Justificante de la situación económica familiar.

  • Certificado de residencia y convivencia.

Si además se pretende solicitar por correo electrónico, hay que incluir:

  • En el asunto: Abono social + Teléfono + Nombre del titular + DNI.

  • En adjuntos, hay que añadir, en PDF o JPG, todos los documentos que justifiquen los ingresos y demás.

El abono social telefónico dispone de un máximo de 60 días efectivos para ofrecer respuesta.

Otras consideraciones

  1. El coste de las llamadas se mantiene y, además, no hay límite de consumo.

  2. Permite la inserción en la guía telefónica, tanto la que se edita en papel como de forma telemática, aunque si se prefiere, se puede solicitar la exclusión de datos.

  3. Esta prestación es aplicable a una sola línea fija individual por cliente. En otras palabras, no aplica a móviles, ni fibra ni ADSL, así que en caso de disponer de un pack con todo, no se tiene derecho a la ayuda.

Precisamente por este último aspecto es que se ha reducido de forma muy considerable el número de beneficiarios. En 2003 eran más de 483.000 personas las que hacían uso de este abono, mientras que hoy solo 33.301 disfrutan de él.

Como consecuencia de este bajón drástico, la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) pide la extensión a los paquetes de servicios.

En cualquier caso, conviene asegurarse de las condiciones del abono para comprobar si verdaderamente merece la pena, pues, si se contratan de forma independiente varios servicios, al final el coste es superior al que se pagaría por el paquete con todo incluido.

Paiporta, la ciudad que predijo un episodio de Los Simpson

Si estás buscando inmobiliarias en Paiporta para vivir en esta pequeña ciudad cercana a la capital, quizá te interesa saber que es uno de esos lugares (tal vez el único) que pueden presumir de haberse adelantado a Los Simpson. La popular serie de televisión tiene la costumbre de adivinar en sus capítulos hechos que sucederán en el futuro, la presidencia de Donald Trump, la compra de Fox por parte de Disney o la aparición de los relojes inteligentes son algunos de los casos más llamativos, lo que seguramente no sepas es que un suceso de Paiporta se adelantó al guión del octavo capítulo de la novena temporada (Lisa, la escéptica).

¿Qué tiene en común Paiporta con un capítulo de Los Simpson?

En este episodio que seguro que recuerdas, Lisa halla lo que parece ser el fósil de un ángel en una excursión a una excavación arqueológica con el colegio. El descubrimiento se acaba convirtiendo en algo que conmueve a toda la población de Springfield, que acude en masa a la casa de la familia más famosa de América a visitar el esqueleto del supuesto ángel (incluso pagando el precio de una entrada).

Mientras que la pequeña Lisa se muestra convencida de que eso no puede ser un ángel, el pueblo se vuelca con su figura, hasta que por alguna extraña razón, desaparece del garaje de Los Simpson. Para investigar su paradero, se organiza un juicio, y durante su transcurso, los asistentes se percatan de que el esqueleto está en lo alto de una colina, y todos corren a verlo. Al acercarse, se dan cuenta de que tiene una extraña inscripción apocalíptica en la que se puede leer que el fin será al anochecer.

Todos los vecinos de la ciudad acuden al lugar antes de que el sol se ponga para ver qué ocurrirá cuando llegue la noche, y tras oír lo que parece ser la voz del ángel anunciando el fin del mundo, todo acaba siendo una campaña de marketing. El fin de los precios altos es lo que realmente anunciaba el supuesto ángel, que acaba siendo el icono de un nuevo centro comercial. Los empresarios del mismo se encargaron de colocar el falso esqueleto en la excavación donde Lisa lo encontró, y todo ello formaba parte de una maquiavélica campaña de promoción.

Y os preguntaréis, ¿qué tiene esto que ver con Paiporta? Y es que la leyenda de un ángel sobrevoló la ciudad en 1987, diez años antes de que el capítulo se emitiera. Cuatro amigos tomaban algo en un bar, cuando de repente se les apareció un extraño hombre que se presentó como el ángel Samahel. El extraño ser tenía una mirada fría y comenzó a decir datos personales sobre cada uno de los testigos allí presentes, que acabaron por creer que realmente era una criatura sobrenatural.

El ángel Samahel comenzó con predicciones algo irrelevantes, como resbalones, pequeños sucesos en el trabajo y envíos de cartas de algún familiar, hechos que de una forma u otra acabaron sucediendo. Tras ello, ordenó a los cuatro testigos escribir el Libro de las 2.000 páginas, llenas de profecías sobre la humanidad, que profetas mandados presuntamente por Samahel iban comunicando a los cuatro ciudadanos de Paiporta. ¿Cómo acabó todo? Ninguna de las predicciones se cumplió, en lo que parece ser un caso de fraude angelical que guarda ciertas similitudes con el de Los Simpson.

La morosidad en España alcanza mínimos de 2011

El volumen de créditos dudosos y la morosidad bancaria se situarán por debajo de los 100.000 millones de euros al termino del primer trimestre de 2018, un nivel no visto desde abril de 2009, apenas un año después de comenzar la crisis económica en España.

La agencia de calificación Axesor ha indicado que el ratio de morosidad -relación entre el saldo de crédito total y los impagados- de la banca caerá al 7,6% al cierre del primer trimestre de este año, el nivel más bajo desde noviembre de 2011. Y lo que sería 6 puntos porcentuales menos que en el máximo histórico marcado en diciembre de 2013. También el volumen de créditos morosos se situará en 93.500 millones de euros, la cota más baja desde abril de 2009.

Otro aspecto a tener en cuenta es la evolución del saldo total de créditos concedidos, puesto que mantiene una trayectoria bajista desde hace ya varios años: se situará en 1,21 billones de euros a finales de marzo, lo que quiere decir que habrá descendido un 3,36% respecto al mismo periodo del año pasado, y pudiendo bajar de 1,2 billones antes de la llegada de los meses de verano.

Por su parte, la morosidad de los créditos hipotecarios de los hogares -que son la tercera parte de todo el crédito concedido- alcanzará en el final del primer trimestre los 21.563 millones de euros, el nivel más bajo desde septiembre de 2012, aunque todavía lejos de los aproximadamente 6.100 millones de euros de 2008. Si bien es cierto que también el saldo del crédito hipotecario concedido se situará en este primer trimestre en 481.130 millones de euros, el nivel más bajo desde 2005.

El comparador financiero y de préstamos con ASNEF WannaCash.es pone de manifiesto que la tendencia positiva de estos datos desde el año 2012 se explica, entre otros aspectos, por el crecimiento económico y el descenso del paro en nuestro país. Pero también recuerda que las nuevas políticas de gestión del riesgo de los bancos y entidades financieras han provocado una menor probabilidad de mora del cliente, lo que deriva en una tasa de morosidad menor en términos generales.

El Origen de la Navidad

La navidad es una de las celebraciones más esenciales en todo el mundo. Es un hito esencial para , el colofón de un año, duración de regalos, festejos, reuniones familiares y –para los cristianos practicantes- una emotiva fiesta religiosa.

Pero la Navidad es actualmente época de regalos, fiestas, disfraces de navidad, de celebraciones y reuniones familiares, lo cierto es que su origen responde en realidad a otros factores históricos que involucran al poderoso Imperio Papal, a ritos paganos y corto deben ver con el hecho histórico que memoran : el nacimiento del chico Jesús.

Todos sabemos que el 25 de diciembre se memora el nacimiento de Jesús de Nazaret, mas lo cierto es que se ignora el momento exacta de este hecho histórico. El distinción de determinados parte de los evangelios, tal como de otros documentos de aquella edad, han autorizado a los historiadores realizar diferentes hipótesis sobre la salida de Redentor. Algunos hablan de abril o mayo, al tiempo que otros concluyen que fue en Septiembre u Octubre.

El origen pagano de la Natividad

Pero en general asociamos el origen de la Navidad a los mitos cristianos y al cristianismo, puesto que representa el nacimiento del bebé Jesús; realmente, esto es un desacierto, al menos como tenemos ahora aceptada la Pascuas.

Únicamente, por esta dudad entre la Navidad pagana y la Natividad cristiana, hubo un caso en 1990, en el que el acoplamiento colegial de Solon (Ohio) decidió eliminar todas y cada una la representaciones de la Natividad en cualquiera ambiente colegial, pues era una práctica en contra del Estado civil de la ciudad, o sea, no respetaba la sepación en medio de Iglesia y Estado. Además, el concilio perdió el caso porque las familias se oposuieron a que sus hijos no pudieran celebrar la Navidad en el colegio, defendiendo que la práctica de la Pascuas era un acto secular y formaba una parte de todas y cada una de las culturas del mundo. Pese a que el concilio perdiese el caso, efectivamente consiguieron quitar las oraciones y la lectura de el sagrados textos, socias a la celebración de la Pascuas.

El origen de la Pascuas, no es para carencia bautizado. Como lees en el principio de este artículo, el origen de la Pascuas es hereje. La primera vez que podemos escuchar hablar de las Navidades celebradas el 25 de diciembre ( tal y como lo conocemos actualmente ) surgió por poco dos siglos después del nacimiento de cristo por lo que, inclusive después del nacimiento del chiquillo Jesús, las Navidades se seguían festejando en torno a el tipo de Saturno que los romanos implantaron.

Los romanos celebraban la Saturnalia balancín que no era más que un concurso que representaba el solsticio de invierno y honraban al altísimo Saturno. Durante esta fiesta, los romanos se alborotaban y por este motivo, los pocos cristianos que existían en aquella división, se oponían a estas celebraciones tan descontroladas. De esta forma se dice que la Pascuas surgió para sustitur la celebración de Saturno, majestad del Sol, que en inglés es “sun”, por lo que se tomó como el nacimiento del hijo de Dios, que en anglosajón es “son”.

Trajes de flamenca con estilo y personalidad

¿Qué niña se resiste a tener un traje de flamenca? No importa si es uno de verdad, con toda la personalidad de este tipo de prendas o si se trata de un disfraz para carnavales, pero pocas se resisten a querer verse con un vestido tan bonito, colorido y con tantos adornos. Sus volantes, sus escotes adornados y sus telas de colores seducen a cualquiera, pero a los ojos de una niña estos vestidos son todavía más atractivos porque despiertan toda su fantasía.

Si a esto se unen los bonitos pendientes, el mantón y los zapatos de tacón cuadrado, ¿qué más se puede pedir? Así que si tu hija quiere un vestido de flamenca ya sabes, ponte manos a la obra y empezad a buscar juntas telas para trajes de flamenca que os gusten.

Coser un traje de flamenca

Aunque el vestido de flamenca básico no tiene grandes complicaciones en lo que se refiere al corte, es cierto que tiene trabajo cuando se habla de los volantes y otros adornos, especialmente las mangas tan características. Si se trata de un vestido para carnavales es fácil arriesgarse porque no importa que no quede perfecto y si algo no nos sale bien se puede improvisar una alternativa divertida.

Pero si se trata de un verdadero vestido de flamenca, lo mejor es pedir ayuda profesional si no se tiene experiencia suficiente. Esta ayuda puede ser por parte de una profesora que nos guíe y nos ayude a hacerlo nosotros mismos. Es la mejor alternativa, ya que así, la siguiente vez que haya que coser algo por el estilo, ya sabremos cómo salvar los pequeños obstáculos.

Un trabajo profesional

Pero si se quiere un trabajo más profesional o directamente el coser no es una de las dotes que posees, entonces se debe de recurrir a una costurera o a un costurero con experiencia en trajes de flamenca. Esto siempre será mejor que comprar uno ya confeccionado pues el vestido siempre tendrá mucha más personalidad y será totalmente original.

Hay personas con mucha experiencia cosiendo este tipo de ropa que trabajan por precios económicos y los resultados son fabulosos. Tú puedes llevarles la tela que más te guste y explicarles lo que quieres para que sus manos hagan que la idea cobre vida. La ilusión con la que la niña vestirá su traje y lo bien que se sentirá con él compensará cualquier esfuerzo.